radiografia dentalAl igual que en otras disciplinas médicas, la radiografía es una herramienta muy útil para los odontólogos, especialmente para diagnosticar lesiones en dientes y encías o enfermedades que no son aparentemente visibles, ni siquiera para el odontólogo.

Esta tecnología, de uso cada día más frecuente en la medicina, permite al dentista tener una visión en detalle de la estructura y posición de los dientes así como de las mandíbulas. De este modo, la atención profesional del dentista resulta más efectiva, al ahorrar tiempo y también gasto en tratamientos.

¿Qué es una radiografía dental?

La radiografía dental se realiza a través de rayos X, una radiación electromagnética que puede penetrar en el cuerpo para tomar una imagen que plasma en una película.

En la película revelada se observarán en color blanco las estructuras que son densas, como las restauraciones metálicas o las obturaciones de plata. Los dientes, tejidos y líquidos como la saliva se mostrarán con un tono de color gris, mientras las estructuras con aire aparecerán en negro.

No todas las radiografías dentales son iguales. Existen diversos tipos:

–          Interproximales: son las más frecuentes y permiten ver las zonas donde se unen los dientes. Son especialmente útiles en el caso de los premolares y molares, con mayor dificultad para su observación visual común por la posición en la que se encuentran.

–          Periapicales: en ella podemos ver uno o dos dientes completos, desde la corona hasta la raíz.

–          Panorámicas: permite tomar una imagen de las mandíbulas y dentaduras completas en una sola toma.

 

¿Qué nos muestra una radiografía?

–          Caries

–          Defecto en oclusión dental

–          Si es adecuada o incorrecta la posición de los dientes

–          Si en las encías se encuentra alguna pieza dental que no ha erupcionado

–          Posición y estado de la mandíbula, posibles roturas o fisuras en la misma.

–          Problemas óseos

–          Abscesos dentales

–          Tumores bucales

Las radiografías dentales no causan molestias al paciente y son seguras ya que los niveles de exposición a la radiación son ínfimos, y no suponen ningún riesgo para la salud.

No requiere ninguna preparación previa e inicialmente no tiene contraindicaciones salvo en el caso de mujeres embarazadas que sí deben comunicarlo previamente a su odontólogo.

En cualquier caso, no siempre es necesaria una radiografía dental, es el dentista quien debe determinar si debe recurrir a esta tecnología según el historial de cada paciente.

 

Imagen: freedigitalphotos.net

 

 

2015 © Copyright - Caredent Leganés

En caso de emergencia        912 63 00 03