La visita al dentista puede revelar otras patologías.

En la visita al dentista se pueden revelar otras patologías.

Son muchas las ocasiones en las que hemos destacado la importancia de una salud bucodental. Una boca sana nos permitirá hablar y comer sin problemas, además de lucir una bonita sonrisa. Pero la buena salud de nuestra boca y dientes también influye de manera directa en el bienestar general de nuestro organismo y en nuestro estado anímico.

¿A quién no le ha fastidiado el día un dolor de muelas o le ha puesto de un humor de perros un flemón o infección en la boca? La salud engloba todo nuestro organismo y nuestra boca es una parte esencial de él, con funciones vitales como comer u hablar.

Además,  mantener una buena salud bucodental conlleva otros beneficios añadidos como los siguientes:

  1. Ahorro económico. Ya lo indica el dicho, más vale prevenir que curar. Y eso nos beneficia también al bolsillo ya que una visita rutinaria o una limpieza de boca tiene un coste muy inferior a cualquier tratamiento para solventar problemas más graves tales como una endodoncia.
  2. Menos molestias y dolores: La prevención también nos ahorra malos ratos. Cuanto antes atajemos el problema, menos molestias, dolores y tratamientos tendremos que padecer.
  3. Evitaremos factores de riesgo que favorecen otras enfermedades: según la Organización Mundial de la Salud, las dolencias bucodentales comparten factores de riesgo con las cuatro enfermedades crónicas más importantes que sufre el ser humano: el cáncer, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

Las dolencias bucodentales y las principales enfermedades crónicas no sólo comparten causas que las originan sino que, a menudo, diferentes problemas bucodentales evidencian la existencia de otras enfermedades como el cáncer, la diabetes o las dolencias cardiovasculares. De ahí que la visita al dentista sea esencial, no sólo para la salud bucodental sino también para la salud general de nuestro cuerpo.

Son diversas las enfermedades vinculadas con los problemas en la boca. A continuación señalamos las más destacadas así como sus efectos en nuestros dientes.

–          Enfermedades gastrointestinales. Una de las funciones esenciales de la boca es masticar para deglutir los alimentos por lo que está directamente relacionada con la función gastrointestinal, para bien y para mal. Una buena masticación de los alimentos favorecen el buen funcionamiento de nuestro aparato digestivo, evitando cualquier problema relacionado con éste.

–          Cáncer. Según datos de expertos, la mala higiene bucal que fomenta la acumulación de placa bacteriana en nuestra boca no sólo provoca enfermedades bucodentales sino que favorece las posibilidades de desarrollar cáncer. Más en concreto, eleva hasta un 79% las opciones de sufrir una muerte prematura causada por esta enfermedad.

–          Diabetes. Esta enfermedad conlleva numerosos síntomas y problemas en diversos órganos del cuerpo y la boca no es una excepción. De hecho, los diabéticos tienen mayores posibilidades de sufrir infecciones bucales tales como la enfermedad periodontal.  Aquellas personas que padecen de diabetes deben visitar con mayor frecuencia al dentista para que controle el estado de sus dientes, ya que pueden llegar a perder piezas dentales debido a las infecciones graves en la boca.

–          Dolencias respiratorias. Distintos investigadores han determinado que la periodontitis pueden ser causa directa de enfermedades como la pulmonía o empeorar otras patologías como la enfermedad pulmonar obstructora crónica.

–          En esta misma línea, diversos estudios también señalan que las personas que padecen una  enfermedad periodontal tienen mayor predisposición a sufrir enfermedades cardíacas.

Por todo ello, y más allá de los beneficios directos de la salud bucodental, ésta puede mostrarnos indicios de otras posibles enfermedades. Señales que pueden ser muy útiles para atender estos problemas lo antes posible y evitar su agravamiento.

Fotografía:www.freedigitalphotos.net

 

2015 © Copyright - Caredent Leganés

En caso de emergencia        912 63 00 03